Recorrido museográfico del Museo Catedral de Valencia

Estilos como el barroco, el gótico o el manierismo se unen en una colección singular y de gran valor artístico y religioso

Las puertas del nuevo Museo Catedral de Valencia se abrieron el pasado 7 de junio tras finalizar las obras de ampliación y restauración, que se prolongaron durante un año y medio, y en las que se recuperaron joyas arquitectónicas, como el espacio que ocupó la librería de los Borja, en el siglo XV, y restos del siglo XIII de la parroquia de San Pedro y del primitivo campanario de la Seo.

Estos hallazgos conviven con las más de 300 piezas expuestas en las instalaciones, entre ellas esculturas, lienzos y tablas. Algunas de ellas fueron restauradas antes de su incorporación al nuevo museo y otras nunca antes habían sido expuestas, por falta de espacio en las anteriores dependencias.

Y no sólo eso: el museo brinda la oportunidad de ver, cara a cara y por primera vez a la misma altura, la escultura de la Virgen María con el Niño, de finales del siglo XIII o principios del XIV, que estaba situada a nueve metros de altura en la entrada a la capilla del Santo Cáliz y que ha sido bajada para sumarse a la colección.

La imagen, restaurada hace tres años cuando se rehabilitó la puerta de acceso a la capilla y que tiene la curva típica hacia la izquierda del gótico, arropa ahora las esculturas originales de la Puerta de los Apóstoles, que ya mostraba el museo anterior, y que presiden la planta superior del museo junto con la columna helicoidal.

Recorrido cronológico tras la entrada

Custodia procesional del Corpus Christi del Museo Catedral de Valencia.Al entrar en el museo, la primera sala está dedicada a la custodia procesional del Corpus Christi, considerada la más grande del mundo y construida entre los años 1945 y 1954 por el orfebre valenciano Francisco Pajarón. En los muros vemos una tabla de Juan de Juanes (s. XVI), que recuerda la institución de la Eucaristía, y enfrente el cuadro de Pedro de Orrente “La predicación de san Pedro Pascual”, del XVII, además de un relieve de alabastro renacentista.

A partir de aquí comenzamos el recorrido cronológico por el museo desde la planta superior, donde el ala más cercana al muro exterior de la antigua Sala Capitular, que ahora es la Capilla del Santo Cáliz, está dedicada al arte gótico de los siglo XIV y XV.

La sala, que en el siglo XV albergó la Librería de los Borja, está presidida por la Virgen con el Niño que ha bajado “de las alturas” para acompañar a las imágenes auténticas de los Apóstoles de la Seo.

Las pinturas de esta sala están realizadas al temple y al óleo sobre tabla y son de estilo gótico internacional en un momento cumbre del arte y la cultura valenciana, su “siglo de oro”. Entre ellas destacamos cuatro: “La duda de santo Tomás”, obra documentada de Marçal de Sax, del año 1400, que es la más antigua de la Catedral; la imagen original, en piedra, de la Virgen del Milagro, de San Juan del Hospital; el gran icono de la Virgen de la Leche; y el retablo en madera policromada, de estilo gótico borgoñón, obra del alemán Alejo de Vahía, que representa la Dormición de la Virgen María y que ha sido restaurado antes de incorporarse al museo. Junto a ellas vemos obras de autores como Gonçal Peris, Jacomart y Joan Reixach, de marcada influencia flamenca.

Sala del “Tesoro”, dedicada a la orfebrería en el Museo Catedral de Valencia.También en la planta superior encontramos la sala del “Tesoro”, dedicada a la orfebrería, que exhibe las escasas piezas conservadas del relicario de los Reyes de Aragón, que Alfonso el Magnánimo depositó en la Catedral en 1437. Destaca la gran cruz de Pedro el Ceremonioso y el icono neo-bizantino de la Virgen María y reliquias como la Cruz de Constantinopla y la espina de la corona de Cristo enviada por el rey San Luis de Francia. “Es curiosa la presunta reliquia de uno de los Santos Inocentes matados por Herodes, que es la momia perfectamente conservada de un niño de pocos meses, procedente de Palestina en el siglo IX”, subraya el director del Museo, el canónigo Jaime Sancho.

Antes de bajar a la planta principal vemos dos espacios dedicados al Renacimiento, con obras del XV y del XVI. En el primero, cerca de la escalera y rodeando tres maquetas de la Seo, decoran las paredes pinturas al óleo sobre tabla como la “Adoración de los pastores” de Filipo Paolo de San Leocadio, hijo del autor de los “ángeles músicos” de la capilla mayor de la Seo, y el “Nacimiento y la Resurrección de Jesucristo” de Vicente Masip. En el segundo preside la sala la tabla de los “Improperios”, atribuida al “Maestro de Alcira”, pintor anónimo del XVI, que ha sido restaurada.

El “Mal ladrón” nos sorprende en la escalera

El “Mal ladrón” en el Museo Catedral de Valencia.Bajando por escalera, y también desde el espacio central de la planta inferior, la vista se nos va hacia una de las obras excepcionales de este museo: el “Mal ladrón”, que fue crucificado junto a Jesús, una “impresionante talla de madera policromada que es lo único que queda del retablo renacentista de la iglesia de San Martín de Valencia, desmontado en el siglo XVIII para construir otro nuevo de estilo barroco”.

Se trata de una escultura de estilo manierista, de comienzos del siglo XVI y de tamaño doble del natural, que “posiblemente fue preservada por su calidad y rareza” ya que el crucificado “se contorsiona de forma muy semejante al ´Laocoonte y sus hijos` y muestra un rostro propio de una máscara trágica”.

Planta primera: Manierismo, Barroco y Neoclásico

En las paredes de la planta principal el visitante verá ejemplos del estilo manierista, del XVI, como el “Llanto por Cristo muerto”, la obra primera de los Hernandos en Valencia, y obras del valenciano Juan de Juanes, como el “Salvador eucarístico” y la “Última Cena”. Figura también en la sala la tabla del “Ángel custodio del reino de Valencia” del desaparecido convento de San Francisco y, por razón de espacio rompiendo el orden cronológico, las puertas del transagrario del retablo mayor, con los santos Vicente Mártir y Ferrer.

En el siglo XVII y parte del XVIII se impone el Barroco, y como muestras de esta corriente artística encontramos la Virgen de la Esperanza “con el Sol de Justicia, Jesús, en su seno” y la talla de San Mateo, que ha sido restaurada.

Estas imágenes vigilan los expositores de esta sala que guardan una representación de los casi 200 libros de coro, escritos y decorados sobre pergamino, que conserva la Seo, y que muestran, tras los cristales, algunas páginas de estos libros de canto.

Museo Catedral de Valencia.El recorrido cronológico finaliza en torno a la escalera y el ascensor, con piezas del academicismo neoclásico del XVIII, otro gran momento del arte valenciano, como la “Adoración de los pastores” de Vicente López, “Santa Catalina Tomás” de Zapata, y dos obras que están en exposición por primera vez en la historia y que han sido restauradas, que son una de las versiones de la “Zingarella” de Correggio, y un lienzo de la meditación de la Virgen sobre la muerte de Cristo. También en esta parte del museo brilla el marco tallado y dorado por Cotanda que protege la copia que Mariano S. Maella hizo del “Ecce Homo” de Juan de Juanes.

(Parte de este artículo, escrito por el director del Museo, Jaime Sancho, fue originalmente publicado en el semanario Paraula con motivo de la inauguración del Museo)

Pin It on Pinterest

Comparte esta Noticia

Comparte este post con tus amigos!

Información

X

El Museo Catedral de Valencia

Un Museo único con obras exclusivas de grandes artistas en el que podrá disfrutar de eventos especiales de gran calidad junto a la arquitectura del nuevo Museo, un auténtico valor histórico de la ciudad de Valencia.

La visita al Museo Catedral de Valencia está incluída en las visitas guiadas a la Catedral de Valencia.

Horarios Museo

Abierto todo el año.

  • Lunes a sábado: de 10:00 a 18:30 hs
  • Domingos y festivos: de 14:00 a 18:30 hs

Horarios “Miguelete”

De Abril a Octubre.

  • Lunes a sábados: de 10:00 a 19:30 hs
  • Domingos: de 10:00 a 19:30 hs

De Noviembre a Marzo.

  • Lunes a viernes: de 10:00 a 18:30 hs
  • Sábados: de 10:00 a 19:00 hs
  • Domingos: de 10.00 a 13.00 y de 17.30 a 19.00 hs.
Hazte amigo del museo